Jueves 18 de enero - Don Bosco, palabras (continuación...)

Seguimos con las palabras que surgieron en el grupo de 3ºC sobre Don Bosco. Vamos a ver a dos personas que vivieron con Don Bosco y que fueron importantes en su vida.



Don Calosso


Siendo Don Bosco un jovencillo tuvo la fortuna de encontrarse con Don Calosso. Era un sacerdote mayor que ayudó a Don Bosco en sus primeras decisiones y en su primera formación. Don Calosso supo ver la bondad e inteligencia de Don Bosco y le acompañó, animándole y aconsejándole. En nuestras vidas nos encontramos con personas que nos aconsejan y animan. Don Bosco supo escuchar a Don Calosso y eso le sirvió para toda su vida.

Piensa un minuto:

  • ¿Te dejas ayudar? 
  • ¿Escuchas las recomendaciones de otras personas? 
  • ¿Escuchas lo que te dicen tus familiares o profesores?



Domingo Savio


Domingo era un niño excepcional, inteligente, bueno y generoso. Pero Domingo se empeñaba en ocasiones en seguir algunas costumbres que le hacían excesivamente serio y alejado de la realidad. Don Bosco le animó a ser ejemplo de alegría y generosidad con sus compañeros. Domingo se acabó convirtiendo en un líder positivo entre los jóvenes del oratorio de Don Bosco. Hacen falta muchos jóvenes que ayuden a sus compañeros a ser cada día mejores personas y estudiantes.

Piensa un minuto:

  • ¿Tú ayudas o entorpeces en el ambiente del colegio? ¿Y con tus amigos? 
  • ¿Eres positivo para los demás o a veces les alejas de ser mejores?



Recuerda que si quieres poner alguna otra palabra sobre don Bosco en el mural del segundo piso se la debes entregar a Pedro Alfonso.

Buenos días.


Miércoles 17 de enero - Don Bosco y los derechos laborales

Don Bosco no solamente se preocupó por educar a los jóvenes y su tiempo libre. También se preocupó por las condiciones laborales y que no les explotaran. Llegó a exigir que se les hiciera contratos de aprendizaje, siendo el que creara el primer contrato de ese tipo. Vamos a ver una recreación de esa parte de su historia.





El mismísimo Mao Tse Tsung, presidente del Partido Comunista de China dijo muchos años después:


“Honrarás a Juan Bosco, que se cuidó de los humildes y educó a los obreros”.

Muchos jóvenes en nuestro país, y muchos más en otros países del mundo, tienen que enfrentarse a duras condiciones para poder entrar en el mercado laboral. Incluso hay millones de niños en el mundo siguen sufriendo condiciones de explotación, trabajando en vez de ir al colegio. Esa no es nuestra situación pero hay que tenerla en cuenta.

Tú puedes hacer algo, lo primero informándote, difundiendo y denunciando situaciones de este tipo injusticia, así como de medidas y campañas para mejorarlo. Buscar en internet y en tus redes sociales información y haz que la gente que conoces también está informada. Tienes en la mano muchos canales de comunicación.

Buenos días.



Martes 16 de enero - Don Bosco y la oración

Una acusación que se hizo a Don Bosco es que no rezaba mucho. Siempre estaba haciendo cosas con los jóvenes y dedicaba poco tiempo a la oración. En la causa de beatificación su defensor dijo: "¿Y cuándo no lo hacía?"
En efecto Don Bosco estaba en conexión constante con Dios. Siempre se ponía en su presencia aunque no dedicara tiempos muy largos a la oración en silencio.
Don Bosco utilizaba jaculatorias. Según la RAE son "oraciones breves y fervorosas". Él a lo largo del día utilizaba pequeñas oraciones para ponerse en presencia del Señor y tenerle presente en sus tareas. De hecho nosotros repetimos habitualmente una de sus favoritas: "María Auxiliadora, ruega por nosotros".
Pero usaba otras del tipo:





"Hágase tu voluntad"



"Dios mío y Señor mío"



"Para Dios toda la gloria"




"Para los que aman a Dios, todo es para bien"





"Porque Tú eres, oh Dios, mi fortaleza."

Piensa en alguna frase que creas que te pueda servir a lo largo del día en más de una ocasión para centrarte en la oración o para tratar de mejorar algún aspecto de tu vida. Apúntala en la agenda y repítela a lo largo del día en más de una ocasión.

Tómate tres minutos en silencio para pensarla y apuntarla.


Buenos días.

Lunes 15 de enero - A don Bosco le gusta el verde constancia

A los pocos meses de ordenarse sacerdote, comienza Don Bosco a visitar las cárceles de Turín. Esta experiencia marca el rumbo de sus opciones como educador. Él lo describe con estas palabras:

“Me horroricé al contemplar cantidad de muchachos, de doce a dieciocho años, sanos y robustos, de ingenio despierto, que estaban allí ociosos, atormentados por los insectos y faltos en absoluto del alimento espiritual y material. Constaté, también, que algunos volvían a las cárceles porque estaban abandonados a sí mismos. Quién sabe, decía para mí, si estos muchachos tuvieran fuera un amigo que se preocupase de ellos e instruyese, si no se reduciría el número de los que vuelven a la cárcel” (MO 111).

Éste fue el detonante que movió el corazón educador del apóstol de los jóvenes: hacer todo lo posible para que el joven no tuviera aquella horrible experiencia. Prevenir y adelantarse a las dificultades y problemas que fuera a encontrar: falta de instrucción, falta de preparación para el trabajo, falta de medios para divertirse conforme a su edad, falta de hogar, falta de afecto y ambiente de familia, falta de referencia parroquial y de curas que lo conocieran... falta de todo.

Don Bosco fue tomando decisiones a lo largo de su vida en función de las experiencias vividas. Dando respuestas a los problemas que veía a su alrededor.



Don Bosco era inteligente, pero también era constante, seguro que a el también le gustaba el verde constancia. Se empeñó en cuidar a los jóvenes para que no se metieran en problemas, y acabó fundando colegios y congregaciones religiosas para cuidarlos. El es un gran ejemplo de constancia.

Que sigamos su ejemplo, que seamos constantes en conseguir nuestros objetivos y en mejorar la vida de la gente que tenemos a nuestro alrededor.


Buenos días.

Viernes 12 de Enero - Evangelio

Vamos a leer el evangelio del Domingo.

Del evangelio de Juan:

En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice: «Éste es el Cordero de Dios.» Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: «¿Qué buscáis?» Ellos le contestaron: «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?» Él les dijo: «Venid y lo veréis.» Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).»Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).»





Jesús lo dice bien claro: ¿Qué buscáis?

Ahora podemos buscar cualquier cosa facilmente, con Siri, o diciendo "Ok Google" y al instante las respuestas a las preguntas que hacemos. Pero algunas preguntas no tienen respuesta tan sencilla y hay que modificar la búsqueda. Y a muchas preguntas no se encuentra la respuesta en Google. A las preguntas importantes de la existencia no le vamos a encontrar respuesta en las redes. A esas tenemos que responderlas en la vida misma. Jesús nos pregunta: "¿Qué buscáis?" y luego dice ante la respuesta de los discípulos una invitación tremenda: "Venid y veréis"

Esta invitación sigue resonando hoy. Jesús nos pregunta que buscamos y nos invita a seguirle para responder a esas preguntas que no encontramos respuesta habitualmente. Seguir a Jesús para encontrar el sentido a la vida.

La invitación está hecha: "Venid y veréis".

¿Te atreves?
¿Tienes miedo a encontrar algo que no te guste?
¿Te da pereza ser feliz?

Respóndete a ti mismo, y si tienes miedo o dudas, reza.


Buen fin de semana.


Jueves 11 de enero: palabras

Los alumnos de 3ºC hicimos una lluvia de ideas de conceptos sobre don Bosco. Y salieron las siguientes palabras. (Algunas las hemos puesto en la cartelera)


Fuerza
Alegría
Castañas
Decisión
Margarita
Trapecista
Sueños
Don Calosso
Domingo savio
Cárcel
Turín
Ayuda
Dios
María Auxiliadora
Jóvenes


Vamos a ver qué tienen que ver con Don Bosco algunas de estas palabras.



Fuerza

Don Bosco demostró durante toda su vida mucha fuerza para conseguir sus objetivos. Se enfrentó a muchas adversidades para poder estudiar, para llegar a ser sacerdote y posteriormente para conseguir lo mejor para sus jóvenes.


Alegría

A don Bosco se le ha llamado con razón «el santo de la alegría». Cuando Pablo VI, en el año 1975, regaló a la Iglesia su carta sobre la alegría, «Gaudete in Domino», nombró a San Juan Bosco como uno de los santos que mejor habían aprendido y comunicado el carisma de la alegría. Don Bosco de joven fundó la Sociedad de la Alegría con sus amigos. 

Castañas

En noviembre ya recordamos este milagro de Don Bosco en el que nos enseñó que compartir era el auténtico milagro para que haya para todos.

Decisión

Don Bosco demostró siempre que era capaz de llevar a delante sus propósitos con fuerza y decisión. En varios momentos de su vida tuvo que tomar opciones vitales que condicionaron luego el resto de su vida.

Margarita

Huérfano desde muy pequeño la figura de su madre fue fundamental. Le inculcó una fuerte y sencilla espiritualidad, le acompañó en sus primeras decisiones y después ejerció de madre para todos los niños del oratorio cuando se fue a Turín a ayudarle.

Trapecista

De pequeño aprendió a hacer malabares y a hacer de trapecista para atraer la atención de los niños que vivían cerca de su casa y así pasara buenos momentos juntos. Siempre buscaba aprender cosas para hacer el bien a los demás.

Sueños

Don Bosco hablaba siempre de los sueños que tenía a sus jóvenes. Con sus sueños siempre intentaba transmitir valores y enseñanzas positivas a sus chicos. 


Piensa durante un momento más palabras que se te ocurren sobre don Bosco. Y si quieres puedes escribirla en tu casa en una hoja (con letras bonitas) y entregársela a Pedro Alfonso para que la ponga en la cartelera.

Buenos días

Miércoles 10 de enero: Don Bosco tu estarás

Vamos a escuchar una canción de Don Bosco. Estate atento a la letra...



Cada uno apunta en su agenda la frase o frases que más le llame la atención.

Luego según indique el profesor, por parejas o grupos, comentamos lo que más nos llama la atención y luego ponemos en común todos.

Anotamos al final alguna frase en la pizarra y la dejamos todo el día para tenerla presente.

Buenos días.