Miércoles 18 de octubre - El mundo necesa...

Presta atención a este vídeo a ver si estás de acuerdo...





El vídeo ha mostrado algunos problemas del mundo y algunas necesidades. Ser misionero es trabajar para solucionar esos problemas aportando lo que cada uno puede.  

El cartel del Domund de este año anima a ello:



La misión te espera. 

Supera tus miedos. 

Sé valiente.





Buen miércoles.










Martes 17 de octubre - Jesús nos quita todos los miedos


Los cristianos no debemos tener miedo, porque Jesucristo está continuamente con nosotros. ¿Por qué tener miedo?; ¿de qué o de quién tener miedo? Jesucristo es el Señor, el Señor de los señores. La fe en Jesús, cuando es verdadera, libra de todos nuestros miedos y de nuestra vergüenza.

Lo comprobamos al abrir la Biblia, que es Palabra de Dios. Los Salmos invitan a tener confianza en Dios:


“El Señor es mi pastor, nada me falta... Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo; tu vara y tu cayado me sosiegan” (Sal 23).


“El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la defensa de mi vida ¿quién me hará temblar?... Si un ejército acampa contra mí, mi corazón no tiembla; si me declaran la guerra, me siento tranquilo” (Sal 27).

Jesús nos ofrece esa confianza:

“No se turbe vuestro corazón, creed en Dios y creed también en mí” (Jn 14,1).

“No temas, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino” (Lc 12,32).

San Pablo confirma que nada nos puede apartar de Dios:
“¿Quién nos separará del amor de Cristo?, ¿la tribulación?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿el peligro?, ¿la espada?; como está escrito: «Por tu causa nos degüellan cada día, nos tratan como a ovejas de matanza». Pero en todo esto vencemos de sobra gracias a aquel que nos ha amado” (Rom 8,35-37).

No debemos tener miedo a luchar contra las dificultades, no debemos tener miedo ante las adversidades, no debemos tener miedo a construir un mundo mejor y más justo para todos.


Rezamos juntos esta oración:

Levanto el corazón a ti, Señor:
Ayúdame a lanzarme, hazme valiente.
Muéveme con tu impulso a donde quieras,
Inventa los caminos de mi vida.
Sé que Tú me guiarás, y eso me basta.
Incluso con mis dudas y mis miedos,
Oyendo tu llamada, daré el salto:
No importa nada más, si vas conmigo.
Tu alegría, Señor, será mi fuerza,
Evangelio que es luz para los pobres.
Envíame a anunciar esta Noticia,
Sembrando la ternura y la esperanza
Por las mil periferias de este mundo.
En tu misión confío, porque es tuya.
Renueva esta ilusión de darme a todos,
Amándote en quien sufre, en mis hermanos 

María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros.

Lunes 16 de octubre - Superhérores

Comenzamos la semana del Domund. El DOmingo MUNDial de las misiones.
Vamos a ver el vídeo que han preparado desde las Obras Misionales Pontificias.



Piensa por un momento:

  • ¿Qué te dice el vídeo en tu vida?
  • ¿Cuál es tu misión?
  • ¿Tienes valor para afrontar las dificultades?
  • ¿De dónde sacan los misioneros la "fuerza" para afrontar la dura tarea a la que se enfrentan?


Buena semana, superhéroes. 

Miércoles 11: Las cosas materiales

Buenos días

Resulta que ya se nos acaba la semana de buenos días y casi no hemos hablado de las cosas materiales que nos cuesta compartir. Pero creo que si empezamos con el bocadillo del recreo algo cambiará, seguro.

Lo último que quería contaros hoy es que hay que perder el miedo a compartir, que las cosas materiales son reemplazables, que no pasa nada si perdemos algo por compartirlo con los demás. Si se gasta, se ensucia, se estropea un poco... Lo material no es tan importante, no hay que aferrarse tanto a ello.

Mirad este vídeo


Y recuerda: "Las cosas materiales se pueden sustituir, las sentimentales, no".

Así que a compartir sin miedo. Seguro que si compartimos, se multiplica... al menos la generosidad y el buen rollo.

¡Buen día y que disfrutéis del puente!

Martes 10: El bocadillo

Buenos días

Sí, habéis leído bien. Ayer os dije que esta semana íbamos a hablar de compartir cosas materiales y qué mejor que empezar por el bocadillo. El del recreo, ese que nos preparamos por la tarde o que nos preparan cuando llegamos a casa cansados. Y quien dice el bocadillo dice el bollito, las chuches... Qué gusto nos da que llegue el momento del recreo para dar un buen mordisco a todas esas cosas ricas que tenemos la suerte de disfrutar.

Pero... no todos. A algún compañero lo de traer el bocadilllo no le resulta tan fácil, a otro se le olvida porque es un desastre, incluso hay alguno un poquito ansioso que se come el bocadillo antes de la hora... sisisi que lo sé. La cosa es que llega el recreo y están los pobres sin "nada que echarse a la boca".

Comparto con vosotros este vídeo. Quizás podamos tomar ejemplo.


Seguro que en algún momento del año algún compañero se siente así. Hagamos que acabe el recreo como en el vídeo. Ofrezcamos lo que tenemos sin que nos lo pidan.

¡Buen día!

Lunes 9 de octubre: Generosidad

Buenos días

La semana pasada los Buenos días nos hablaban de compartir nuestro tiempo y nuestra compañía con los que más lo necesiten, con "los pequeños".

Durante esta semana vamos a centrarnos en compartir las cosas, eso que debería ser algo que no nos costara mucho.

Os voy a contar algo que oí decir a una salesiana en un encuentro que trataba sobre la "misión compartida" nada menos. La verdad es que me gustó mucho lo que dijo. A ver que os parece.

Ella decía así: "Todavía nos queda mucho para ser comunidad, familia que comparte, nos cuesta mucho eso de compartir. Yo por ejemplo, si viene mi familia a verme y me regala una chaqueta estoy deseando que llegue la cena para enseñarla a la comunidad y decir: "¡Mirad qué chaqueta tan bonita me ha regalado mi familia!" aunque tenga tres o cuatro. Si realmente fuéramos comunidad la bajaría igualmente pero diría: "Aquí dejo esta chaqueta que me ha regalado mi familia por si a alguna os viene bien" y no me costaría desprenderme de ella. Os cuento otro ejemplo más: el último día de clase antes de las vacaciones de Navidad el profesor de música de mi centro salía con un órgano eléctrónico que habíamos comprado recientemente en el colegio. A la voz de la hermana que estaba en recepción de "¿dónde vas con eso?" Él la explicó tranquilamente que como era Navidad y nadie lo iba a usar en el colegio se lo llevaba él a casa. Podéis imaginaros la cara que se le quedó a la hermana que no pudo decir nada para dejar de compartir eso, que efectivamente nadie iba a usar. Y se lo llevó"

Entre risas y cuchicheos esta salesiana nos hizo ver que "del dicho al hecho va mucho trecho". Que lo de ser generosos... sí pero depende con quién y qué cosas sean las que compartimos, ¿verdad?

Ahora te invito a que hagas una pequeña reflexión: intenta pensar en algo material que te cueste mucho compartir, que te cueste que los demás cojan y usen sin más... piénsalo dos minutos, en silencio.

Ahora piensa en algo que te gustaría tener, aunque sólo fuera un ratito, algo que dependa de la generosidad de los demás... tómate otro par de minutos.


Sentimientos encontrados, ¿verdad?

Un último pensamiento: si todos fuéramos más generosos a lo mejor la gente que nos rodea se creería algo más eso de que "Si compartes, se multiplica"

¡Buen día!


Viernes 6 de octubre: ¿Vienes?

¡Buenos días!

“Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo.”



La familia salesiana también comparte y se multiplica.
Hay muchas personas: Salesianas, salesianos religiosos, cooperantes, voluntarios… que comparten y ayudan a multiplicar, que te dicen que tú sí que les importas ….


Después de ver el vídeo, en común, podemos completar estas oraciones:
  • El futuro depende de ti para…
  • Estará en tus manos…
  • Encontrar fórmulas para…
  • El mundo necesita…
  • Personas que piensen en…
  • Por eso el mundo necesita a los jóvenes para…
  • Jóvenes que tengan grandes ideales para…


Leemos todos juntos:

NECESITAMOS:
Jóvenes alegres, emprendedores, con determinación, dispuestos a asumir riesgos, a esforzarse cada día un poco más, que se entusiasmen con la vida, que sepan divertirse, hacer reír, deportistas, pacientes, que sepan escuchar, que tengan esperanza, que tengan respeto a todos y ningún miedo….

¿Vienes ?. Te invitamos a compartir y multiplicar.


¡Buenos días y buen fin de semana!


Buenos días elaborados por Ignacio Rivas