Lunes 23 de Abril - Siéntete Bien

Buenos días,

     Hoy empezamos la semana pensando que no hay límites y la mejor forma de hacerlo es practicar deporte, esforzándote poco a poco para mejorar tu rendimiento. El deporte siempre ha estado para disfrutar, para explorar riesgos y para ver hasta dónde puedes llegar. Cada uno de nosotros puede hacer que este día sea increíble, lucha por lo que quieres y conseguirás lo que te propongas.


Los Límites los pones Tú, Practica Deporte

¡SIÉNTETE BIEN!

Buenos días elaborados por Soraya Omar 2ºBachillerato

Viernes 20 de abril: El buen Pastor


Buenos días

Os dejo el evangelio del domingo



Lectura del santo evangelio según san Juan (10,11-18)
En aquel tiempo dijo Jesús: «Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estragos y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.»

REFLEXIÓN

Hoy es un día para dejarnos cargar en los hombros del Buen Pastor. No importando lo mal que lo hayamos hecho o lo perdidos que nos podamos sentir, Él nos busca y nos encuentra, nos rescata y cura nuestras heridas. Dejemos de lado toda forma de soberbia, autoengaño y autosuficiencia y dejémonos perdonar y amar por Aquel que nos conoce mejor que nosotros mismos.

¡Buen fin de semana a todos!

Jueves 19 de abril: Sentirse capaz


Buenos días

Empezábamos la semana tomando conciencia de algunas de las cosas que significan estar vivo, de verdad. Luego relajamos nuestro cuerpo y nuestra mente y ayer saltábamos al interior.

A veces, ese interior no nos gusta porque nos devuelve nuestros miedos, nos enfrenta al presente y... nos cuesta. En muchos momentos tenemos que sacar fuerza de donde no la hay, tenemos que ser optimistas.

El optimismo puede favorecer un mejor rendimiento académico, deportivo y una mejor adaptación profesional. Su presencia, nos ayuda a superar las dificultades, a la vez que nos permite construir metas y sueños ambiciosos, que nos mantienen motivados y orientados hacia su logro.

El optimismo promueve que se activen respuestas orientadas a resolver el problema. Esto impide, por ejemplo, caer en el típico error de tratar de “olvidar” o de “huir” de ese elemento doloroso o angustioso, lo cual definitivamente no nos ayuda a buscarle una solución al conflicto.

Los optimistas parecen moverse más fácilmente para resolver lo que les preocupa. Aquellos que tienen pensamientos positivos se sienten más capaces, con más control y probabilidad de éxito.

Una persona optimista hace más para mejorar y piensa menos en su malestar, busca más y mejores soluciones y lo intenta muchas más veces.Empeñarnos en descubrir inconvenientes y dificultades nos provoca apatía y desánimo. 

El optimismo supone hacer ese mismo esfuerzo para encontrar soluciones, ventajas y posibilidades; la diferencia es mínima, pero tan significativa que nos invita a cambiar, de una vez por todas, nuestra actitud

Te invito a que veas este vídeo


Espero que tengas un día lleno de optimismo y entusiasmo.

Miércoles 18 de abril: ¡Despierta!

Buenos días

Ayer relajamos el cuerpo y... la mente... o lo intentamos al menos

Hoy vamos a saltar un poquito dentro. Os pongo una canción que habla de esto


 Como dice la canción ¡¡DESPIERTA!! y pasa un buen día.

Martes 17 de abril: relajar cuerpo y mente


Hoy vamos a dedicar unos minutos a relajarnos, a empezar el día conscientes de cómo nos encontramos y a intentar empezarlo de forma tranquila y relajada.
Vamos a hacer una relajación muscular progresiva. Se trata de un proceso de dos etapas en las que, sistemáticamente, se tensan y relajan los músculos de diferentes grupos en el cuerpo.Y como tu cuerpo se relaja, también tu mente. 
Esta música te ayudará. Si no eres capaz de hacer los ejercicios, al menos, guarda silencio y escucha... (Apagamos el proyector)

Siéntate bien en la silla, apoyando tu espalda en el respaldo... las piernas separadas ligeramente y apoyadas en el suelo ...las manos sobre las piernas relajando tus hombros
* Tómate unos minutos para relajarte, respirar y realizar respiraciones lentas y profundas.
* Centra tu atención en tu pie derecho. Tómate un momento para observar cómo lo sientes.
* Poco a poco tensa los músculos de tu pie derecho, apretando tan fuerte como puedas. Mantén la posición contando hasta 10.
* Relaja el pie derecho. Concéntrate en cómo la tensión se evapora y siente cómo tu pie se queda sin fuerzas y suelto.
* Permanece en este estado de relajación por un momento, respirando profunda y lentamente.
* Cuando estés listo, mueve tu atención a tu pie izquierdo. Sigue la misma secuencia de la tensión muscular y la liberación.
* Muévete lentamente a través de su cuerpo: piernas, abdomen, espalda, cuello, cara. Contraer y relajar los grupos musculares sobre la marcha.
Damos gracias a Dios por darnos la oportunidad de vivir y disfrutar de un nuevo día
¡¡Buenos días!!

Lunes 16 de abril: ¿Estás vivo? ¿Seguro?


Hemos celebrado la Pascua, la semana pasada celebramos la Gratitud... ¡¡no paramos!!.

Durante esta semana quiero que nos fijemos en pequeños detalles para seguir celebrando la vida.

Entre las muchas cosas que he leído estos días quiero compartir con vosotros este trozo de un artículo que leí en un periódico. Dice que "creer que mientras vives no estás muerto es sólo una suposición". Y nos invita a comprobar con pequeñas cosas si realmente VIVIMOS. A ver cuántas cumples:

"Si de madrugada, despierto en la cama, estiras una pierna hacia el lado fresco de la sábana y no sientes placer, es que estás muerto.

Si al abrir los ojos descubres que está el sol en la ventana y no concibes que ese es un milagro que se repite cada mañana exclusivamente en tu honor, es que estás muerto.

Si no agradeces que la brisa de primavera infle los visillos y llene tu habitación de un aroma de mar, es que estás muerto.

Si pese a todo, persistes en enterarte de las noticias que llenan de basura moral el mundo y las prefieres al aroma de café que te llega de la cocina, es que estás muerto.

Bosteza, ráscate la espalda por debajo del pijama y prepárate para el examen ante el espejo del cuarto de baño. Si ese espejo, que lo sabe todo de ti, no te absuelve, es que estás muerto".




Y concluye...

"En la forma de partir el pan reconocieron al Maestro resucitado sus discípulos en el camino de Emaús. Prueba a compartir una agradable sobremesa con los amigos y si ignoras que la inmortalidad está en el fondo de ese placer, vuelve al sepulcro".

No nos perdamos todas esas cosas que nos hacen sentir vivos y celebrar la vida

¡Buen día!

Jueves 12 de Abril - Evangelio de la Gratitud

Buenos días,


Hoy leemos el evangelio de la gratitud (Lucas 17, 11-19):

Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.
Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!
Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados.
Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.
Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los otros nueve, ¿dónde están?
¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?
Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado. 

El martes, reflexionábamos sobre los dones recibidos y cómo podíamos ponerlos al servicio de los demás. Hoy los leprosos nos muestran que es necesario caminar con Jesús y gritarle que tenga compasión del estado en que nos encontramos.
Los milagros son signos de la presencia de Dios en nuestras vidas, y nuestro cariño y compasión puede ser “un milagro” muy necesario y oportuno en la vida de los demás. Nos sorprendería saber lo fácil que es hacer felices a las personas que nos rodean: todos estamos sedientos de cariño y atención, una sonrisa, un gesto es suficiente para transmitir la alegría y la presencia del Espíritu del Señor. Una pequeña acción, vale más que el mayor de los proyectos, si no se realiza.
Por tanto ¡ánimo! Vayamos paso a paso, porque el reino ya está aquí…, si lo acogemos en nuestro corazón y lo compartimos con nuestros semejantes.
Para nuestra reflexión: ¿Qué personas son especiales para ti? ¿Por qué un gesto sencillo puede ser suficiente para hacernos felices? ¿Tienes habitualmente este tipo de gestos con las personas que te rodean?¿Por qué nos cuesta tanto ser conscientes y agradecidos con los dones que Dios nos da?

María Auxiliadora, ruega por nosotros.


Buenos Días Elaborados por Ricardo Esteban